miércoles, 5 de mayo de 2021

El Malecón del Magdalena de Girardot: ¡Pensar en Grande!


 

"No tengan vuelos rastreros, vuelen alto y sueñen en grande": este fue el mensaje del Papa Francisco a los jóvenes colombianos durante su visita a Colombia en 2017.

Lo mismo recomendaba David  Schwartz hace más de 60 años en su libro “La Magia de Pensar en Grande”. El lema de Unicentro en Cúcuta es “¡A pensar en grande!”. Simón Borrero explica el éxito de Rappi precisamente en la motivación de pensar en grande.

Tenemos la evidencia de ciudades  como Barranquilla que pudo superar la mediocridad y la burocracia  generar una mentalidad de grandeza que le permitió entre muchos logros construir un malecón a lo grande. La clave de ese éxito ha sido pensar en grande y estar gobernados por verdaderos líderes y gestores del cambio.

Nada indica que Girardot no pueda hacerlo también. Por eso “Pensar en Grande” es la consigna que debe enarbolar Girardot hoy, cuando se hace el anuncio por parte del gobernador Nicolás García  justos, exponente de la política del “Nuevo Liderazgo” en Cundinamarca, de que el malecón del Magdalena en Girardot será por fin una realidad. Ha dicho el dinámico dirigente que abril será el mes de pedir cuentas y revisar cómo marchan los célebres estudios que se han pagado para estructurar el proyecto de esta obra.

En buena hora, porque la idea del embarcadero, la avenida del río, el malecón tiene una historia larga…desde 1947 se viene hablando de esas obras. En uno de los proyectos más sonados e importantes, “Girardot vuelve al río” se consideraba que esas obras eran la clave para la renovación urbana de Girardot respetando y recuperando la zona fundacional de la ciudad, ubicada entre los puentes Ospina Pérez y el Puente Férreo o el Embarcadero del antiguo Puerto de Los Guamos; y entre la ribera del río y la avenidadel Camellón o calle 16. 

Todas las cosas tienen un comienzo que las determinan, y esta vez son las buenas relaciones entre el gobernador García, el alcalde Francisco Lozano y los concejales.

El gobernador ha sido contundente, lo ha dicho “a lo grande”, como debe ser: “A esta obra le apostaré con todo… es un compromiso con Girardot que honraré en mi mandato”.

EL alcalde Francisco Lozano no se queda atrás, ha dicho: “Las buenas relaciones, la buena gestión, los resultados…eso es lo que me interesa, el chisme no me trasnocha. Se que debo cultivar mis amistades con los que manejan lo público y lo privado, ese es el derrotero que tengo a futuro para que Girardot sea lo que queremos: un emporio turístico nacional. Sin el Malecón eso no será posible y esa obra depende del compromiso y los aportes del gobierno nacional, departamental y municipal…y desde luego lo que pueda aportar y complementar la empresa privada. Este es el momento para que se construya esta obra grande para cambiarle la cara a nuestra ciudad”. Es hora de los resultados. Es hora de pensar y actuar en grande, de volar alto. Han pasado treinta años de elección popular de alcaldes y gobernadores y Girardot en vez de avanzar, ha ido como la gallineta, “pa'trás… pa’trás”. 

“Pensemos en grande y unámonos… ha llegado el momento de la grandeza”, concluyó uno de los concejales de la ciudad. 


Tomado de Periódico Cundinamarca al Día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario